La Verdad Sobre Los Inhalantes

¿Qué son los Inhalantes?

inhalants_booklet_es

“Inhalantes” se refiere a los vapores de substancias tóxicas que se inhalan para alcanzar un subidón rápido. Hay más de 1.000 productos caseros y otros productos de uso común que se podrían consumir como inhalantes, entre los más frecuentemente usados están el betún de zapatos, pegamento, tolueno.1, gasolina, gas para encendedores, óxido nitroso.2 o “whippets”, pintura en spray, líquido corrector, líquido para limpiar, nitrito de amilo.3 o “poppers”, desodorantes para vestuarios o “rush”, disolvente de laca u otros disolventes de pintura.

La mayor parte de éstos, producen efectos similares a los anestésicos, que hacen más lentas las funciones del cuerpo. Después de un subidón inicial y de la pérdida de la inhibición viene somnolencia, mareos y agitación.

Los productos químicos se absorben rápidamente a través de los pulmones hacia el sistema circulatorio y alcanzan rápidamente el cerebro y otros órganos, causando a veces daño físico y mental irreversible.

Los consumidores inhalan los vapores químicos directamente de recipientes abiertos (“inhalar”) o respiran los vapores de trapos humedecidos en productos químicos (“aspirar”). Algunos rocían las substancias directamente dentro de su nariz o la boca, o la vierten en su cuello, mangas o puños y la inhalan periódicamente. En el “bolseo”, el usuario puede inhalar vapores de substancias dentro de una bolsa de plástico o de papel. Bolsear en un área cerrada aumenta grandemente las posibilidades de asfixia.

Los “poppers” y los “whippets”, que se venden en conciertos y discotecas están compuestos de productos químicos venenosos que pueden dañar permanentemente el cuerpo y el cerebro.

1. tolueno: un líquido incoloro usado como solvente y combustible.

2. óxido nitroso: un gas incoloro de olor dulce, que se usa como anestésico.

3. nitrito de amilo: un líquido amarillo pálido usado para abrir o dilatar los vasos sanguíneos, del que a veces se abusa como inhalante.

NOMBRES CALLEJEROS

INHALANTES

Activo

Aerosol

Ambientales

Bala

Bala Rápida

Cemento

Cola

Cola de Carpintero

Colonia

Corrector

Crujidores

Gas de la Luna

Gas de la Risa

Gasolina

Laca

Liquido de Marcadores

Medusa

Mercurio

Mona

Olla del Mendigo

Pega

Pegamento

Perfumes

Pintura

Poper

Propulsor

Rayo

Reventadores

Solventes

Spray

Toncho

Ventes

 

¿CÓMO AFECTAN LOS INHALANTES A TU CUERPO?

El uso de inhalantes puede causar daño al corazón, los riñones, el cerebro, el hígado, la médula ósea y otros órganos.

Créditos fotográficos: Thomas Tamm

    • Los inhalantes privan al cuerpo de oxígeno y fuerzan al corazón a latir de manera irregular y más rápida.
    • Los consumidores pueden experimentar náuseas y sangrar por la nariz y perder su sentido del oído o del olfato. El consumo crónico puede llevar a la pérdida de músculo y a un tono muscular reducido, y los productos químicos venenosos dañan gradualmente los pulmones y el sistema inmune.
  • Un consumidor de inhalantes se arriesga a sufrir el síndrome de muerte súbita por inhalar. La muerte puede suceder la primera o la centésima vez que se usa un inhalante.

“Fue un progreso continuo de inhalar pegamento, inhalar gas, hongos mágicos, que continuó hasta que yo tenía 17. Luego comencé con el cannabis. Estaba gastando mi dinero en tanto cannabis como pudiese poner en mis manos. Entonces ya tenía edad suficiente para ir a las discotecas, así que empecé ahí con anfetaminas y éxtasis…

Empecé a pasar el rato con gente que tomaba heroína y pronto yo la estaba usando más y más hasta que fui adicto. No sabía en ese momento el daño que me causaría más tarde… que estaría cumpliendo una sentencia de prisión tras otra, robando en las casas de la gente, robándole a mi familia. Todo el dolor y la angustia que he causado fue peor que robarles las cosas materiales”. — Diego

“Cuando estaba en primaria, un supuesto “amigo” mío me introdujo a los inhalantes. Siendo tan joven y no sabiendo nada mejor, comencé a inhalar gas todos los días, durante cuatro años, hasta llegar a secundaria. Mis capacidades motoras están bastante destrozadas y me suelo quedar sentado durante interminables horas simplemente mirando al vacío sin siquiera un solo pensamiento en mi mente. Es como si mi cuerpo estuviera aquí, pero yo no. Me resulta difícil conservar puestos de trabajo y he estado viviendo solo para mí durante doce años. Parezco normal por fuera, pero cuando intento mostrar interés y hablarle a las mujeres se hace evidente que soy más o menos un vegetal. Estoy harto de vivir de esta forma y preferiría estar muerto a seguir viviendo mi vida así porque parece como que estuviera ya muerto de todas maneras”. — Jimmy

EFECTOS DE LOS INHALANTES

EFECTOS A CORTO PLAZO

La mayoría de los inhalantes actúan directamente sobre el sistema nervioso para producir efectos que alteran la mente. En segundos, el consumidor experimenta intoxicación y otros efectos similares a los del alcohol. Hay diversos efectos que se pueden experimentar durante o poco después del consumo, incluyendo:

EFECTOS A LARGO PLAZO

Consumidores a largo plazo han experimentado:

El consumo crónico de inhalantes se ha asociado a una serie de problemas de salud graves. Inhalar pegamento y disolvente de pintura provoca problemas de riñones. Inhalar tolueno y otros disolventes causa daños al hígado. El abuso de inhalantes también ha resultado en deterioro de la memoria y disminución de la inteligencia.

¿SON ADICTIVOS LOS INHALANTES?

Los inhalantes pueden ser físicamente y psicológicamente adictivos. Los consumidores informan de un fuerte impulso para continuar usando inhalantes, especialmente tras un uso continuado durante muchos días.

Los consumidores habituales que están retirándose de los inhalantes sufren síntomas de abstinencia que pueden incluir náuseas, sudor excesivo, calambres musculares, dolores de cabeza, escalofríos, agitación con temblores y alucinaciones. En casos graves la abstinencia puede provocar convulsiones.

“Mañana es el sexto aniversario de la muerte de nuestro hijo Jerson. Tenía 16 años. Murió de inhalar spray ambientador, un acto de abuso de inhalantes. Su muerte sin sentido sacudió el mundo de todos los que le conocían. Jerson era un estudiante con honores que amaba la vida y la abrazaba con entusiasmo… Él fue una fuente de inspiración para muchos… Siempre me perseguirá la pregunta de si Jerson estaría todavía hoy con nosotros si hubiera sabido de los riesgos que estaba corriendo”. — Isaac

ESTADÍSTICAS INTERNACIONALES

El 22% de los que consumían inhalantes y murieron no tenían historial previo de consumo de inhalantes. En Karachi, Pakistán, del 80% al 90% de los niños en las calles esnifan pegamento o disolventes.

Una encuesta en los EE.UU., que combina datos desde 2002 a 2006, encontró que un promedio anual de 593.000 adolescentes de 12 a 17 habían usado inhalantes por primera vez en el año anterior al de la encuesta.

 

DIFERENTES TIPOS DE INHALADORES

Los inhaladores se pueden dividir en cuatro tipos:

LÍQUIDOS: los que se vaporizan a temperatura ambiente. Estos se encuentran en muchos productos del hogar e industriales fácilmente obtenibles, incluyendo disolventes de pintura, desengrasantes, gasolina, pegamentos, líquidos de corrección y líquidos de rotuladores.

SPRAYS: como pinturas en spray, desodorantes y sprays para el pelo, sprays de aceite vegetal para cocinar y sprays para proteger tejidos.

GASES: incluyendo anestésicos médicos (éter, cloroformo y óxido nitroso, generalmente llamado “gas de la risa”), encendedores de gas, tanques de propano, dispensadores de nata montada y refrigerantes.


NÍTRICOS:
(un compuesto químico que se encuentra en los conservantes de comida, limpiadores de cuero, ambientadores, etc.). Se consideran una clase especial de inhaladores que actúan directamente sobre el sistema nervioso central, el cerebro y la médula espinal. Se usan principalmente como potenciadores sexuales y se conocen comúnmente como “poppers” o “snappers”.

“Durante tres días un amigo me dio pegamento gratis. Al cuarto día me pidió dinero. Para entonces yo era adicto y tuve que darle el dinero para conseguir un tubo de pegamento. Yo necesitaba varios tubos de pegamento al día”.— Mauricio

¿SON LEGALES LOS INHALANTES?

“Realmente me encontré a mí mismo hablando con lo que llamo ‘amigos del gas’ (las alucinaciones). Un día estaba inhalando y pensé que mi amigo había muerto porque me vino la alucinación de él. Me encontré inhalando no sólo por las visiones, si no por la compañía de estos ‘amigos’ imaginarios, que vendrían a mi cuando comenzara a inhalar. He estado luchando con esta adicción cerca de siete meses”. — Erin

Aunque en EE.UU. los inhalantes no están regulados por la Ley de Substancias Controladas, en treinta y ocho estados han establecido restricciones a la venta y distribución a menores de ciertos productos de los que se consume comúnmente como inhalantes. Algunos estados han introducido multas, cárcel o tratamiento obligatorio por la venta, distribución, uso y posesión de inhalantes químicos.

También existen leyes en algunos estados de EE.UU. que prohíben la inhalación por diversión de óxido nitroso.

Algunas comunidades del oeste y sur de Australia han aprobado leyes locales que hacen que inhalar gasolina sea un delito. En Victoria y el oeste de Australia la policía puede registrar a una persona si hay sospecha razonable de que esté en posesión de un inhalante y confiscarlo.

En Inglaterra y Gales es ilegal que las tiendas vendan substancias volátiles a menores de dieciocho años si hay razón para pensar que lo usarán para fines de inhalación e intoxicación.

“Realmente me encontré a mí mismo hablando con lo que llamo ‘amigos del gas’ (las alucinaciones). Un día estaba inhalando y pensé que mi amigo había muerto porque me vino la alucinación de él.

Me encontré inhalando no sólo por las visiones, si no por la compañía de estos ‘amigos’ imaginarios, que vendrían a mi cuando comenzara a inhalar. He estado luchando con esta adicción cerca de siete meses”. — Erika

INHALANTES: UNA HISTORIA BREVE

Créditos fotográficos: Talaria Enterprises

La inhalación de vapores de productos químicos como incienso, aceites, resinas, especias y perfumes para alterar la consciencia o como parte de ceremonias religiosas, data de los tiempos antiguos en Egipto, Babilonia (hoy en día Irak), India y China.

De acuerdo a algunos investigadores, inhalar vapores de gases para alterar el estado de consciencia de una persona fue practicado por las sacerdotisas en el Oráculo de Delfos.1, en la antigua Grecia.

A principios del siglo XIX, el óxido nitroso, el éter y el cloroformo eran los anestésicos usados normalmente como intoxicantes.

Sir Humphry Davy
Sir Humphry Davy

El óxido nitroso se consideraba como un sustituto barato del alcohol y lo popularizó el científico británico Sir Humphry Davy. Él celebraba fiestas de óxido nitroso y acuñó la expresión “gas de la risa” en 1799. Al observar el efecto anestésico, Davy propuso que se podía usar el gas para operaciones, aunque esto no se intentó hasta medio siglo más tarde.

El uso de anestésicos para propósitos recreativos continuó a lo largo del siglo XIX en Europa y Estados Unidos.

El éter se usó como droga recreativa durante la época de la prohibición (la Ley Seca en Estados Unidos) en la década de 1920, cuando en este país se ilegalizó el alcohol.

En la década de 1940 se popularizó el uso de disolventes para propósitos recreativos, especialmente la gasolina.

El consumo de inhalantes en Estados Unidos aumentó en la década de 1950 y ahora ha aumentado entre los adolescentes.

Para la década de 1960, la práctica de inhalar disolventes se había extendido a una amplia gama de productos comerciales, incluyendo disolventes de pintura y laca, quita esmaltes de uñas, abrillantadores de zapatos, líquido para encendedores, pintura en aerosol y otros.

En años más recientes, inhalar pegamento y gas se ha convertido en un problema generalizado entre los niños sin hogar en el sur de Asia, México, Europa del Este, Kenia y otras áreas del mundo. Los niños sin hogar usan estos inhalantes para mitigar el dolor del hambre, el frío y la desesperación.

Inhalar gases y pintura en aerosol es también común en regiones remotas de Canadá, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y algunas islas del Pacífico.

1. Oráculo de Delfos: Los griegos creían que el dios Apolo hablaba a las sacerdotisas a través del Oráculo de Delfos, un antiguo santuario.

 

LA VERDAD SOBRE LAS DROGAS

La respuesta verdadera es conocer los hechos reales y no consumir drogas en primer lugar.

Las drogas son esencialmente venenos. La cantidad que se consume determina su efecto.

Una pequeña cantidad actúa como estimulante (te acelera). Una cantidad mayor, actúa como un sedante (te entorpece). Una cantidad aún mayor envenena y puede matar.

Esto es cierto para cualquier droga. Sólo varía la cantidad requerida para alcanzar el efecto.

Pero muchas drogas tienen otro riesgo: afectan directamente a la mente. Pueden distorsionar la percepción del consumidor de lo que está ocurriendo alrededor de él o de ella. Como resultado, las acciones de la persona pueden ser extrañas, irracionales, inapropiadas y hasta destructivas.

Las drogas bloquean todas las sensaciones, tanto las deseadas como las no deseadas. Así que, aunque proporcionan ayuda a corto plazo aliviando el dolor, ellas también anulan la habilidad y el estado de alerta y nublan la propia capacidad de pensar.

Los medicamentos son drogas que pretenden acelerar, desacelerar o cambiar algo de la manera en que el cuerpo está funcionando, tratando de hacerlo funcionar mejor. Algunas veces son necesarios. Pero aún así siguen siendo drogas: actúan como estimulantes o sedantes, y demasiada cantidad puede matarte. Así que, de acuerdo a lo anterior, si no usas los medicamentos como se supone que deben ser usados, pueden ser tan peligrosos como las drogas ilegales.

¿POR QUÉ LA GENTE TOMA DROGAS?

Las personas consumen drogas porque quieren cambiar algo en su vida.

A continuación hay algunas de las razones que la gente joven ha dado para consumir drogas:

  • Para integrarse
  • Para escaparse o relajarse
  • Para disipar el aburrimiento
  • Para parecer mayor
  • Para rebelarse
  • Para experimentar

Piensan que las drogas son una solución. Pero con el tiempo, las drogas se convierten en el problema.

Aún cuando los problemas que uno tenga que enfrentar sean difíciles, las consecuencias del uso de drogas siempre serán peores que el problema que uno está tratando de resolver con ellas. La respuesta verdadera es conocer los hechos y no consumir drogas en primera lugar.