La Verdad Sobre La Metanfetamína de Cristal

¿Qué es la Metanfetamína de Cristal?

crystalmeth_booklet_es_ES

La meta de cristal es una abreviatura de la metanfetamina de cristal. Es sólo una de las drogas del tipo de las metanfetaminas.

La metanfetamina es una droga blanca y cristalina que se consume esnifándola (inhalando por la nariz), fumándola o inyectándosela con una jeringuilla. Algunos incluso la toman por vía oral, pero todos desarrollan un fuerte deseo de continuar consumiéndola porque la droga crea una sensación falsa de felicidad y bienestar, una ráfaga (sensación fuerte) de confianza, hiperactividad y energía. También se experimenta disminución del apetito. Los efectos de esta droga generalmente duran entre 6 y 8 horas, pero pueden durar hasta veinticuatro horas.

La primera experiencia puede conllevar algo de placer, pero desde el principio, la metanfetamina empieza a destruir la vida de quien la usa.

¿Qué es la Metanfetamína?

La metanfetamina es una droga ilegal del mismo tipoque la cocaína y otras potentes drogas callejeras. Tiene muchos sobrenombres: meth, cristina, canela o anfetas que es el más común. (Mira en la página la lista de nombres callejeros).

La metanfetamina de cristal la consumen individuos de todas las edades, pero se usa principalmente como una “droga de discoteca” tomada durante fiestas en clubes nocturnos o en fiestas rave.1 Sus nombres callejeros más comunes son anfeta o vidrio.

Es una sustancia química peligrosa y potente y, al igual que todas las drogas, un veneno que primero actúa como estimulante pero luego comienza a destruir el cuerpo sistemáticamente. Por lo tanto, se asocia con condiciones graves de salud, incluyendo pérdida de la memoria, agresión, comportamiento psicótico y daño potencial al corazón y al cerebro.
Altamente adictiva, la metanfetamina consume los recursos del cuerpo, creando una dependencia devastadora que sólo puede aliviarse tomando más droga.

El efecto de la metanfetamina de cristal es altamente concentrado y muchos consumidores informan haberse convertido en adictos desde la primera vez que la consumieron.

Consumidor de meth en 2002…y dos años y medio más tarde

“La probé una vez y ¡PUM! me enganché”, dijo un adicto a la “meta” que perdió su familia, sus amigos, su trabajo como músico y terminó sin hogar.

Consecuentemente, esta es una de las adicciones a las drogas más difíciles de tratar y muchos mueren en sus garras.

“Empecé a usar metanfetamina de cristal cuando era estudiante del último año de bachillerato. Antes de que terminara mi primer semestre en la universidad, la ‘anfeta’ se convirtió en un problema tan grande que tuve que dejar mis estudios. Tras horas de estar mirándome en el espejo criticándome, me veía como si tuviera varicela. Pasaba todo mi tiempo consumiendo ‘anfeta’ o tratando de conseguirla”.
Ana Maria

Consumidor de meth en 2002
…y dos años y medio más tarde

 

¿QUÉ ASPECTO TIENE LA METANFETAMINA?

(Créditos fotografícos: DEA/drogas)

La metanfetamina usualmente viene en forma de polvo blanco cristalino que es inodoro y amargo y que se disuelve fácilmente en agua o en alcohol.

Se ha observado en otros colores, incluyendo marrón, amarillo grisáceo, naranja e incluso rosa. También puede venir comprimida en forma de píldora.

Como se mencionó previamente, se puede aspirar, fumar o inyectar.

La metanfetamina de cristal viene en forma de cristales gruesos y claros que parecen hielo, y lo más común es fumarla.

 

 

 

 

 

NOMBRES CALLEJEROS

METH

Batú

Cristina

Cruz

Blanca

Met

Speed

Tina

Tiza

Ventana

Vidrio

Crack Mexicano

Polvo amarillo

CRYSTAL METH

Batú

Cris

Blanca

Cristina

Anfeta

Met

Speed

Cruz blanca

Hielo

Tiza

Vidrio

Ventana

 

¿QUÉ ES LA METANFETAMINA Y DE QUÉ ESTÁ HECHA?

Un laboratorio de metanfetamina de cristal.

La metanfetamina es una sustancia química sintética (hecha por el hombre) a diferencia de la cocaína, que por ejemplo, proviene de una planta.

La metanfetamina comúnmente se produce en laboratorios ocultos e ilegales mezclando distintas formas de anfetamina (otra droga estimulante) o sus derivados, con otros químicos para aumentar su potencia. Las píldoras comunes para el resfriado se usan a menudo como base para producir la droga. El “cocinero” de metanfetamina extrae ingredientes de esas píldoras y para incrementar su poder combina la sustancia con químicos tales como ácido para baterías, limpiador de desagües, combustible para linternas y anticongelante.

Estos peligrosos químicos son potencialmente explosivos y debido a que los “cocineros” de la metanfetamina son drogadictos, también están desorientados, a menudo se queman, se desfiguran seriamente o mueren al explotar sus preparados. Tales accidentes ponen en peligro a otras personas que se encuentran en hogares o edificios cercanos.

Los laboratorios ilegales también crean gran cantidad de desperdicios tóxicos: la producción de medio kilo de metanfetamina produce dos kilos y medio de desperdicios. Las personas expuestas a estos materiales de desecho pueden resultar envenenadas.

“El dinero de la asistencia social no era suficiente para pagar nuestra adicción a la metanfetamina y mantener a nuestro hijo, así que convertimos nuestra casa alquilada en un laboratorio de metanfetamina. Almacenábamos productos químicos tóxicos en el refrigerador sin saber que las toxinas impregnarían los alimentos en la nevera.

Cuando le di a mi hijo de tres años algo de queso para comer, no sabía que le estaba dando comida envenenada. Estaba demasiado drogada con la metanfetamina para darme cuenta, hasta horas después, que mi hijo estaba mortalmente enfermo. Pero en ese momento estaba tan drogada que tardé dos horas en llevarlo al hospital, a ocho kilómetros de allí. Para cuando llegué a la sala de urgencias me dijeron que mi hijo había muerto de una dosis letal de hidróxido de amoníaco, uno de los productos químicos usados para hacer metanfetamina”.— Veronica

UNA EPIDEMIA MUNDIAL DE ADICCIÓN

Los ingredientes tóxicos en el meth provocan caries grave conocida como “boca de meth”. Los dientes se vuelven negros, manchados y podridos, frecuentemente hasta el punto en que tienen que sacarse. Los dientes y encías se destruyen en la parte interior, y las raíces se pudren.

Los ingredientes tóxicos en el meth provocan caries grave conocida como “boca de meth”. Los dientes se vuelven negros, manchados y podridos, frecuentemente hasta el punto en que tienen que sacarse. Los dientes y encías se destruyen en la parte interior, y las raíces se pudren.

La oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el delito estimó la producción de estimulantes de tipo anfetamina a nivel mundial, la cual incluye metanfetamina, en casi 500 toneladas al año, con 24,7 millones de consumidores.

El gobierno de los Estados Unidos informó en el 2008 que aproximadamente 13 millones de personas alrededor de los 12 años de edad habían consumido la metanfetamina; y 529.000 de ellos eran consumidores habituales.

En 2007, el 4,5% de los estudiantes de último año de preparatoria y el 4,1% de los estudiantes de décimo grado (secundaria) en Estados Unidos informaron que consumieron metanfetamina al menos una vez en su vida.

En los Estados Unidos, el porcentaje de admisiones para tratamiento por drogas debido al consumo de metanfetamina y de anfetamina se triplicó del 3% en 1996 al 9% en el 2006. Algunos estados tienen porcentajes mucho más altos, tales como Hawai, donde el 48,2% de la gente que buscó ayuda por el consumo de drogas o alcohol en 2007, eran consumidores de metanfetaminas.

Esta es una droga ampliamente usada en la República Checa. Ahí la llaman pervitin y se produce en pequeños laboratorios ocultos y en un número limitado de grandes laboratorios. El consumo es principalmente domestico pero el pervitin también se exporta a otras partes de Europa y Canadá. La República Checa, Suecia, Finlandia, Eslovaquia y Letonia informaron de las anfetaminas y metanfetaminas como las responsables de entre el 20% y 60% de aquellos que buscan tratamiento por consumo de drogas.

En el sudeste de Asia, la forma más común de metanfetamina es una pequeña píldora, llamada yaba en Tailandia y shabu en las Filipinas.

LOS EFECTOS MORTALES DE LA METANFETAMINA

El horroroso aspecto de la metanfetamina de cristal se refleja en rostros con cicatrices y prematuramente envejecidos de quienes la consumen. (Créditos fotográficos: cortesía de la Oficina del Procurador General, Condado de Taswell, Illinois)

El horroroso aspecto de la metanfetamina de cristal se refleja en rostros con cicatrices y prematuramente envejecidos de quienes la consumen.

El impacto a corto y a largo plazo sobre el individuo

Cuando se consumen, la metanfetamina y la metanfetamina de cristal crean una sensación falsa de bienestar y energía, y de esa forma, la persona tenderá a exigir a su cuerpo más de lo debido. Por lo tanto, los consumidores de drogas pueden experimentar una grave “caída” o colapso físico y mental después de que pasen los efectos de la droga.

Debido a que el consumo continuo de la droga disminuye la sensación natural de hambre, los consumidores pueden experimentar una extrema pérdida de peso. Los efectos negativos también pueden incluir: trastornos del sueño, hiperactividad, náuseas, delirios de grandeza, aumento de la agresividad e irritabilidad.

Otros efectos graves pueden incluir: insomnio, confusión, alucinaciones, ansiedad y paranoia.1 En algunos casos, el consumo puede causar convulsiones que conducen a la muerte.

Daño a largo plazo

A la larga, el consumo de metanfetamina puede causar daños irreversibles; aumento del ritmo cardíaco y de la presión arterial; vasos sanguíneos dañados en el cerebro que pueden causar derrame cerebral o latidos irregulares y que a su vez pueden causar colapso cardiovascular 2, colapso o muerte; y daño al hígado, los riñones y a los pulmones.

Los usuarios pueden sufrir daño cerebral, incluyendo pérdida de memoria y una incapacidad incrementada de comprender pensamientos abstractos. Los que se recuperan están normalmente sujetos a lagunas de memoria y cambios de humor extremos.

DAÑOS CAUSADOS POR LA METANFETAMINA

EFECTOS A CORTO PLAZO:

  • Pérdida del apetito
  • Incremento del ritmo cardíaco, presión arterial y temperatura corporal
  • Dilatación de las pupilas
  • Pautas de sueño alteradas
  • Náusea
  • Comportamiento extraño, errático, a veces violento
  • Alucinaciones, hiperexcitabilidad, irritabilidad
  • Pánico y psicosis
  • Convulsiones, ataques de corazón y muerte a causa de altas dosis

EFECTOS A LARGO PLAZO

  • Daño irreversible a los vasos sanguíneos del corazón y el cerebro, alta presión arterial que lleva a ataques al corazón, apoplejía y muerte
  • Daño renal, pulmonar e hígado
  • Destrucción de los tejidos de la nariz si es inhalada
  • Problemas respiratorios (respiración) cuando se fuma
  • Enfermedades infecciosas y abscesos si se inyecta
  • Desnutrición, pérdida de peso
  • Grave deterioro de los dientes
  • Desorientación, apatía, agotamiento acompañado de confusión
  • Fuerte dependencia psicológica
  • Psicosis
  • Depresión
  • Daño cerebral similar a la enfermedad de Alzheimer.3., derrame cerebral y epilepsia

1. Paranoia: sospecha, desconfianza o temor a los demás.

2. El corazón y el sistema circulatorio.

3. una enfermedad que afecta a algunas personas mayores y que es acompañada de pérdida de memoria.

CÓMO AFECTA LA METANFETAMINA LA VIDA DE LAS PERSONAS

Cuando la gente toma metanfetaminas, ésta se apodera de su vida en distintos grados. Estas son las tres categorías de consumo.
CONSUMO DE METANFETAMINA DE BAJA INTENSIDAD:
Los que consumen metanfetamina en baja intensidad tragan o inhalan la metanfetamina. Desean el estímulo extra que proporciona la metanfetamina, de forma que puedan permanecer despiertos el tiempo suficiente para terminar un trabajo o una tarea, o buscan el efecto de inhibición del apetito para perder peso. Están a un paso de convertirse en consumidores “desenfrenados” (es decir, consumo incontrolado de una sustancia).
CONSUMO DE METANFETAMINA DESENFRENADO:
Los consumidores desenfrenados fuman o se inyectan metanfetamina con una jeringa. Esto les permite recibir una dosis más intensa de la droga y experimentar un efecto más intenso que es psicológicamente adictivo. Éstos se encuentran al borde del consumo de alta intensidad.
CONSUMO DE METANFETAMINA DE ALTA INTENSIDAD:
Los consumidores de alta intensidad son los adictos, a menudo llamados “adictos al speed”. Su existencia se centra completamente en impedir el bajón, ese doloroso descenso después del viaje de la droga. Por lo tanto, para lograr el efecto deseado con la droga, tienen que consumir cada vez más. Pero igual que otras drogas, cada viaje sucesivo de metanfetamina es menor que el anterior, lo que impulsa al adicto a una espiral de adicción sombría y mortal.

LAS ETAPAS DE LA “EXPERIENCIA” DE LA METANFETAMINA

1) La oleada: Una oleada es la respuesta inicial que siente el consumidor cuando fuma o se inyecta metanfetamina. Mientras se siente la oleada el corazón y metabolismo del consumidor se acelera.1 La presión arterial y el pulso se elevan. A diferencia del acelerón asociado con el crack, que dura de dos a cinco minutos aproximadamente, el acelerón por metanfetamina puede continuar hasta treinta minutos.

2) El viaje: A la oleada le sigue un viaje, que a veces se llama “el hombro”. Durante el viaje, el consumidor a menudo se siente agresivamente inteligente y se pone a discutir, con frecuencia interrumpiendo a los demás y terminando oraciones por ellos. Los efectos ilusorios pueden generar que el consumidor se concentre intensamente en algo insignificante, tal como limpiar la misma ventana repetidamente durante varias horas. El viaje puede durar de cuatro a dieciséis horas.

3) El desenfreno: Un desenfreno es el consumo sin control de una droga o del alcohol. Se refiere al impulso del consumidor a mantener el viaje fumando o inyectándose más metanfetamina. El desenfreno puede durar de tres a quince días. Durante el desenfreno, el consumidor se vuelve hiperactivo tanto mental como físicamente. Cada vez que el consumidor fuma o se inyecta más droga, experimenta otra oleada menor hasta que, finalmente, ya no experimenta ni oleadas ni viaje.

4) Retorcimiento: Un consumidor de metanfetamina es más peligroso cuando experimenta una fase de la adicción llamada “retorcimiento”: una condición que se alcanza al final de un desenfreno de drogas cuando la metanfetamina ya no proporciona un acelerón o un viaje. Incapaz de aliviar los espantosos sentimientos de vacío y ansias, el consumidor pierde su sentido de identidad. Es común un intenso picor, y el consumidor puede llegar a convencerse de que hay insectos arrastrándose por debajo de su piel. Al no conciliar el sueño durante varios días seguidos, el consumidor a menudo está en un estado completamente psicótico y él vive en su propio mundo, viendo y oyendo cosas que nadie más puede percibir. Sus alucinaciones son tan vívidas que parecen reales y, desconectado de la realidad, se puede volver hostil y peligroso para sí mismo y para los demás. Las probabilidades de mutilarse a sí mismo son muy elevadas.

5) El colapso: Para un consumidor de desenfreno, el colapso ocurre cuando el cuerpo se “apaga” al ser incapaz de manejar los efectos de la droga así abrumando al cuerpo y esto resulta en un largo período de sueño para la persona. Incluso el consumidor más cruel y violento aparenta encontrarse casi sin vida durante el colapso. El colapso puede durar de 1 a 3 días.

6) Resaca de metanfetamina: Después del colapso, el consumidor regresa en un estado deteriorado, hambriento, deshidratado y totalmente exhausto física, mental y emocionalmente. Esta etapa generalmente dura de dos a catorce días. Esto conduce a una adicción forzosa, ya que la “solución” para estas sensaciones es consumir más metanfetamina.

7) Retirada: A menudo pueden pasar entre treinta y noventa días después de consumir la droga por última vez antes de que el consumidor se dé cuenta de que está en la retirada. Primero, se deprime, pierde su energía y la capacidad de experimentar placer. Entonces le llega la ansiedad de tomar más metanfetamina, y el consumidor a menudo se vuelve suicida. Debido a que la retirada de la metanfetamina es extremadamente dolorosa y difícil, la mayoría de los consumidores a menudo vuelven a tomarla; consecuentemente, el 93% de quienes reciben el tratamiento tradicional vuelve a consumir metanfetamina.

1. metabolismo: El proceso en el cuerpo que convierte la comida en energía.

HISTORIA DE LA METANFETAMINA

A los pilotos camicaces se les daba metanfetamina antes de sus misiones suicidas.

 

La metanfetamina no es una droga nueva, a pesar de haberse vuelto más potente en años recientes debido a que el desarrollo de las técnicas para su elaboración han evolucionado.

La anfetamina se preparó por primera vez en 1887 en Alemania y la metanfetamina, más potente y fácil de hacer, se desarrolló en Japón en 1919. El polvo cristalino era soluble en agua, lo cual lo hacía perfecto para inyectarse.

El consumo de la metanfetamina empezó a generalizarse durante la Segunda Guerra Mundial, cuando ambos bandos la usaban para mantener a sus tropas despiertas. A los kamikazes japoneses se les daba una fuerte dosis antes de sus misiones suicidas. Y después de la guerra, el consumo de la metanfetamina inyectada alcanzó proporciones epidémicas cuando el suministro almacenado para uso militar se puso a la disposición del público japonés.

En la década de 1950, la metanfetamina se recetaba como auxiliar dietético y para combatir la depresión. Estando fácilmente disponible, estudiantes universitarios, conductores de camiones y atletas la usaban como estimulante no médico; así, el consumo de la droga se extendió.

Esta pauta cambió drásticamente en la década de 1960 con la disponibilidad incrementada de la metanfetamina inyectable, lo que empeoró el consumo.

Entonces, en 1970, el gobierno de Estados Unidos declaró como ilegales la mayoría de sus usos. Después de eso, las bandas de motociclistas norteamericanos controlaban la mayoría de la producción y distribución de la droga. En ese entonces, la mayoría de los consumidores vivían en comunidades rurales y no podían pagar la cocaína que era más cara.

En la década de 1990, las organizaciones de tráfico de drogas mexicanas establecieron grandes laboratorios en California. Mientras estos enormes laboratorios pueden generar 25 kilos de la sustancia en un solo fin de semana, han surgido laboratorios privados más pequeños en cocinas y apartamentos, lo que ha hecho a esta droga merecedora de uno de sus nombres como: “hornillo portátil”. Desde ahí se distribuyó a lo largo de Estados Unidos y Europa, a través de la República Checa. Hoy en día, la mayoría de la droga disponible en Asia se produce en Tailandia, Myanmar y China.

LA VERDAD SOBRE LAS DROGAS

La respuesta verdadera es conocer los hechos reales y no consumir drogas en primer lugar.

Las drogas son esencialmente venenos. La cantidad que se consume determina su efecto.

Una pequeña cantidad actúa como estimulante (te acelera). Una cantidad mayor, actúa como un sedante (te entorpece). Una cantidad aún mayor puede envenenar y matar a la persona.

Esto es cierto para cualquier droga. Sólo la cantidad requerida para alcanzar el efecto varía.

Pero muchas drogas tienen otro riesgo: afectan directamente a la mente. Pueden distorsionar la percepción del consumidor de qué está ocurriendo alrededor de él o de ella. Como resultado, las acciones de la persona pueden ser extrañas, irracionales, inapropiadas y hasta destructivas.

Las drogas bloquean todas las sensaciones, tanto las deseadas como las no deseadas. Así que, mientras proporcionan ayuda a corto plazo aliviando el dolor, también anulan la habilidad, la lucidez y nublan tu capacidad de pensar.

Los medicamentos son drogas que pretenden acelerar, desacelerar o cambiar la manera en que el cuerpo está funcionando, tratando de hacerlo funcionar mejor. Algunas veces son necesarios. Pero aún así, no dejan de ser drogas: actúan como estimulantes o sedantes, y demasiada cantidad puede matarte. Así que, de acuerdo a lo anterior, si no usas los medicamentos como se supone que deben ser usados, pueden ser tan peligrosos como las drogas ilegales.

La verdadera respuesta es obtener los hechos y no tomar drogas en primer lugar.

¿POR QUÉ LA GENTE CONSUME DROGAS?

Las personas consumen drogas porque quieren cambiar algo en su vida.

A continuación se encuentran algunas de las razones que la gente joven ha dado para consumir drogas:

  • Para encajar en el ambiente
  • Para escaparse o relajarse
  • Para disipar el aburrimiento
  • Para parecer mayor
  • Para rebelarse
  • Para experimentar

Piensan que las drogas son una solución. Pero con el tiempo, las drogas se convierten en el problema.

Aún cuando los problemas que uno tenga que enfrentar sean difíciles, las consecuencias del uso de drogas siempre serán peores que el problema que uno está tratando de resolver con ellas. La verdadera respuesta es obtener los hechos y no tomar drogas en primer lugar.