La Verdad Sobre La Marihuana

¿QUÉ ES MARIHUANA?

marijuana_booklet_es

Es la palabra que se usa para describir las flores secas, semillas y hojas de la planta de cáñamo índico. En la calle, es conocida por muchos otros nombres, tales como: cáñamo, churro, doña juana, hachís, hierba, mary jane, mafú, mari, juana, maría, monte, mota, pasto, porro, THC y yerba.

El hachís es un derivado de la marihuana, hecho con las resinas de la planta de cáñamo índico. También llamado chocolate, hachís o canuto, en promedio es 6 veces más fuerte que la marihuana.

El término “cannabis” describe a cualquiera de las diferentes drogas que proceden del cáñamo índico, incluyendo marihuana y  hachís.  Independientemente del nombre, esta droga es un alucinógeno; una sustancia que distorsiona la manera en que la mente percibe el mundo en el que vives.

El ingrediente químico del cannabis que crea esta distorsión es conocido como “THC”. La cantidad de THC encontrado en cualquier volumen de marihuana puede variar sustancialmente, pero en general, el porcentaje de THC se ha incrementado en los últimos años.

La marihuana es la droga ilegal que más se consume en el mundo. Una encuesta hecha en 2007 encontró que 14,4 millones de individuos sólo en los EE.UU. habían fumado marihuana al menos una vez durante el mes previo a la fecha de la encuesta.

page01-image01-what-is-marijuana_2_es_ES

La marihuana normalmente se fuma como un cigarrillo (porro), pero se puede fumar también en una pipa. Con menos frecuencia, se mezcla con alimento y se come o se prepara como té. Algunas veces, los consumidores abren los cigarrillos y quitan el tabaco, reemplazándolo con marihuana, lo llaman un “peta”. Los porros y petas algunas veces se mezclan con otras drogas más potentes, tales como el crack o PCP (fenciclidina, un poderoso alucinógeno).

Cuando una persona fuma un porro, normalmente siente sus efectos en minutos. Las sensaciones inmediatas son: incremento del ritmo cardíaco, disminución de la coordinación y equilibrio, un estado mental irreal de “ensueño” y alcanzan su clímax dentro de los primeros 30 minutos. Estos efectos a corto plazo desaparecen normalmente en dos o tres horas, pero podrán permanecer más tiempo, dependiendo de la cantidad tomada por el consumidor, la potencia del THC y la presencia de otras drogas introducidas en la mezcla.

Como el consumidor típico aspira más humo y lo retiene más tiempo que si fuera un cigarrillo, un solo porro crea un impacto severo en los pulmones. Aparte del malestar que se asocia al dolor de garganta y a los resfriados, se ha encontrado que el consumo de un porro le expone a uno a los químicos que producen el cáncer tanto como lo haría el fumar cinco cigarrillos.

Las consecuencias mentales del uso de la marihuana son igualmente graves. Los fumadores de marihuana tienen una memoria y aptitud mental más pobres que los no fumadores.

Animales a los que les fue suministrada marihuana por parte de investigadores llegaron a sufrir incluso daños estructurales en el cerebro.

El hachís es una resina marrón clara, marrón o negra que se seca y se prensa en barras, lingotes o bolas. Cuando se fuma, tanto la marihuana como el hachís emiten un aroma dulzón y característico.

page01-image03-hashish_es_ES

NOMBRES CALLEJEROS

MARIHUANA

Mari Juana

Grifa

Hierba

María

Canuto

Caño

Porro

La verde

Cacho

Yerba

Cripa

HACHÍS

Canuto

China

Chocolate

 

MARIHUANA: SUS ANTECEDENTES

La planta de cáñamo índico (de la cual se elaboran drogas como la marihuana y el hachís) se cultivó para usarse como alucinógeno hace más de 2.000 años.

page01-image02-marijuana-leaves_es_ES

Aunque el cannabis contiene más de 400 componentes químicos diferentes, el ingrediente principal que afecta a la mente es el THC. La cantidad de THC en la planta del cáñamo determina el poder de la droga. El clima, la tierra y otros factores determinan el porcentaje de THC que se encuentra en la planta. Pero con el uso de las técnicas de cultivo modernas, el cultivador de cáñamo ha desarrollado variedades de cannabis que tienen niveles mucho más altos de THC que en el pasado. Los niveles de THC eran de un promedio de un 1% en 1974 y un 4% en 1994. En 2008, los niveles alcanzaron el 9,6%, el nivel más alto hasta entonces desde que se iniciara el análisis de drogas en la década de los 70.

Una forma de cannabis, llamada “sin semilla”, puede contener niveles de THC del 7,5% hasta un máximo del 24%.

ESTADÍSTICAS INTERNACIONALES

De acuerdo con las Naciones Unidas, 158,8 millones de personas por todo el mundo consumen marihuana… más del 3,8% de la población mundial.

  • page05-image03-marijuana-accident-statistcs_es_ESMás de 94 millones de personas en los Estados Unidos han admitido consumirla al menos una vez.

  • De acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Uso de Drogas y Salud de 2007, 2,1 millones de personas en los Estados Unidos probaron la marihuana por primera vez ese año.
    • El 6,7% de chicos entre los 12 y 17 años de edad eran usuarios comunes de marihuana en 2007.
      • De acuerdo a las estimaciones del gobierno de los Estados Unidos, la producción local de marihuana se ha incrementado diez veces en los últimos veinticinco años: de 1.000 toneladas métricas en 1981 a 10.000 toneladas métricas en 2006. No es sorprendente, que el 58% de los jóvenes de 12 a 17 años declaren que el porro es fácil de obtener. Los consumidores de marihuana en los Estados Unidos gastaron unos 10,5 mil millones de dólares en esta droga el año 2000
  • En 2005, 242.200 visitas en salas de urgencias en los Estados Unidos implicaban marihuana.
  • De acuerdo con la Agencia Antidroga de los Estados Unidos, un elevado porcentaje de aquellos que fueron arrestados por crímenes dieron positivo en el test de consumo de marihuana. A nivel nacional, el 40% de los adultos a los que se les hizo la prueba dieron resultados positivos en el momento de su arresto.

Después del alcohol, la marihuana es la segunda sustancia que más frecuentemente se encuentra en el cuerpo de los conductores involucrados en accidentes automovilísticos fatales.

LOS EFECTOS DAÑINOS DE LA MARIHUANA

page06-image01-marijuana-pipe-harmful-drugs_es_ES

Los efectos inmediatos al fumar marihuana incluyen taquicardia, desorientación, falta de coordinación física, a menudo seguidos por depresión o somnolencia. Algunos consumidores sufren ataques de pánico o ansiedad.

Pero el problema no acaba aquí. De acuerdo a estudios científicos, el ingrediente activo del cannabis, THC, permanece en el cuerpo durante semanas o incluso más tiempo.

El humo de la marihuana contiene del 50% al 70% más sustancias que causan cáncer que el humo del tabaco. Un estudio de investigación importante informó que un porro de cannabis puede causar el mismo daño a los pulmones que cinco cigarrillos fumados uno detrás del otro. Los fumadores de porros de toda la vida a menudo sufren de bronquitis, una inflamación del tracto respiratorio.

La droga puede afectar no sólo a tu salud física. Estudios en Australia durante 2008, han asociado el uso frecuente y prolongado de marihuana con anormalidades en el cerebro. Esto está respaldado por una investigación anterior sobre los efectos a largo plazo de la marihuana, lo cual indica que hay cambios en el cerebro, similares a aquellos causados por el consumo prolongado de otras drogas más importantes. Y varios estudios han mostrado la conexión entre el uso continuo de la marihuana y la psicosis.

page06-image02-marijuana-smoking-pregnant-mother_es_ESLa marihuana cambia la estructura de las células del esperma, deformándolas. Además, pequeñas cantidades de marihuana pueden causar esterilidad temporal en el hombre. El uso de la marihuana puede alterar el ciclo de la menstruación en la mujer.

Los estudios demuestran que las funciones mentales de personas que han fumado gran cantidad de marihuana tienden a disminuir. El THC del cannabis afecta las células nerviosas del cerebro, lo que a su vez afecta a la memoria.

El cannabis es una de las pocas drogas que causan la división anormal de la célula, lo cual conduce a graves defectos hereditarios. Una mujer embarazada que fuma regularmente marihuana o hachís puede dar a luz prematuramente un bebé de menor tamaño y con menos peso de lo normal. En los pasados 10 años, muchos hijos de adictos a la marihuana han nacido con una iniciativa reducida y capacidades disminuidas en cuanto a concentrarse y dedicarse al logro de las metas en la vida. Los estudios también sugieren que el consumo prenatal de la droga puede resultar en defectos de nacimiento, anormalidades mentales y un mayor riesgo de leucemia (cáncer de médula ósea) en los niños.

EFECTOS A CORTO PLAZO

  • Distorsión sensorial
  • Pánico
  • Ansiedad
  • Mala coordinación de movimientos
  • Tiempo de reacción más lento
  • Después de una “subida” inicial, el consumidor se siente somnoliento o deprimido
  • Ritmo cardíaco más elevado (y riesgo de ataque al corazón)

EFECTOS A LARGO PLAZO

Resistencia disminuida a enfermedades comunes (resfriados, bronquitis, etc.)

  • Supresión del sistema inmunológico
  • Trastornos de crecimiento
  • Incremento de células en el cuerpo anormalmente estructuradas
  • Reducción de las hormonas sexuales masculinas
  • Destrucción rápida de las fibras pulmonares y lesiones (heridas) al cerebro que podrían ser permanentes
  • Capacidad sexual reducida
  • Dificultades en el estudio: se reduce la habilidad para aprender y retener información
  • Apatía, adormecimiento, falta de motivación
  • Cambios de personalidad y humor
  • Incapacidad para comprender cosas claramente

 

page07-image02-marijuana-smoking-paranoia_es_ES

“Empecé a consumirla en una fiesta, tras un reto de uno de mis mejores amigos que dijo que yo era demasiado cobarde para fumar un porro y beberme un litro de cerveza. Yo tenía catorce años en aquel entonces. Después de 7 años de consumir drogas y beber me encontré a mí mismo al final del camino siendo adicto. Ya no consumía para sentir euforia, sólo consumía para sentir alguna apariencia de normalidad.

Luego empecé a tener sentimientos negativos sobre mí mismo y mis propias habilidades. Odiaba la paranoia(1) Odiaba mirar por encima de mi hombro todo el tiempo. Realmente odiaba no confiar en mis amigos. Me volví tan paranoico que tuve éxito en apartar de mi vida a todos y me encontré a mí mismo en el terrible lugar en donde nadie quiere estar: estaba solo. Me levantaba por la mañana y comenzaba a tomar drogas y continuaba tomando durante el día”.— Luis

1.paranoia: sospecha, desconfianza o temor de otra gente.

DE CAMINO AL CONSUMO DE DROGAS

page08-image01-road-to-drug-abuse_es_ES

Debido a que se produce una tolerancia, la marihuana lleva a sus consumidores a tomar drogas más fuertes para lograr el mismo viaje. Cuando los efectos empiezan a desaparecer, la persona puede cambiar a drogas más potentes para liberarse de condiciones indeseadas que le impulsaron a tomar marihuana en primer lugar. La marihuana por sí misma no conduce a la persona a otras drogas; la persona toma drogas para eliminar situaciones o sentimientos indeseados. La droga (marihuana) enmascara el problema durante un tiempo (cuando el consumidor está en el viaje). Cuando el “subidón” se desvanece, el problema, la condición o situación indeseable retorna más intensamente que antes. El usuario puede luego optar por drogas más fuertes ya que la marihuana ya no “funciona”.

page08-image02-lighting-a-marijuana-joint_es_ES

La gran mayoría de los adictos a la cocaína (99.9 %) empezaron consumiendo primero “drogas de acceso”, como la marihuana, el cigarrillo o el alcohol. Por supuesto, no todos los que fuman marihuana y hachís pasan al consumo de drogas más fuertes. Algunos nunca lo hacen. Otros dejan de fumar marihuana por completo. Pero algunos recurren a drogas más fuertes. Un estudio encontró que los jóvenes (entre 12 y 17 años) que fuman marihuana, son 85 veces más propensos a consumir cocaína que los chicos que no fuman marihuana, y que el 60 por ciento de los chicos que fuman marihuana antes de los 15 años, pasan a consumir cocaína.

A veces combinan la marihuana con drogas más fuertes. Los porros de marihuana algunas veces se sumergen en PCP, un poderoso alucinógeno. PCP es un polvo blanco que existe en forma líquida, y se usa a menudo con cannabis. El PCP es conocido por causar comportamiento violento y crear reacciones físicas graves, como convulsiones, estado de coma e incluso la muerte.

“Me dieron mi primer porro en el patio de mi escuela. Ahora soy un adicto a la heroína, y acabo de finalizar mi octavo tratamiento de rehabilitación”. — Juan

DETRÁS DE LA CORTINA DE HUMO

page16-image01-truth-about-drugs-marijuana_es_ES

El consumo de marihuana no sólo es dañino para el que la consume. Él también puede convertirse en un riesgo para la sociedad.Las investigaciones muestran claramente que la marihuana tiene el potencial de causar problemas en la vida diaria. Un estudio realizado en 129 universitarios reveló que aquellos que habían consumido esta droga entre los 27 y 30 días antes de haber contestado la encuesta, habían disminuido considerablemente sus habilidades importantes relacionadas con la atención, memoria y el aprendizaje. Un estudio hecho a los trabajadores del servicio postal reveló que los empleados que habían dado positivo en las pruebas de uso de marihuana habían sufrido un 55% más de accidentes, un 85% tenían más lesiones y un 75% más de bajas en el trabajo.

En Australia, un estudio descubrió que el 4,3% de las tragedias automovilísticas fueron causadas por la intoxicación de cannabis.

Es casi imposible crecer en Estados Unidos, o cualquier otro país, y no estar expuesto a las drogas. La presión social para tomar drogas es alta y la información honesta sobre los peligros de éstas no está siempre disponible.

Mucha gente te dirá que la marihuana no es peligrosa. Ten en cuenta quién te lo está diciendo. ¿Son las mismas personas que están tratando de venderte algo de marihuana?

page09-image01-smoking-a-marijuana-pipe_es_ES

La marihuana puede dañar la memoria de las personas, y este impacto puede continuar por días o semanas después de los efectos inmediatos de haber dejado de consumirla. En un estudio hecho a un grupo de grandes consumidores de marihuana, se les pidió que recordaran palabras de una lista. Perdieron la habilidad para recordar correctamente las palabras incluso 4 semanas después de haber dejado de fumar.Los estudiantes que consumen marihuana tienen calificaciones más bajas en sus estudios y es menos probable que lleguen a la universidad que los no fumadores. Ellos simplemente no tienen las mismas habilidades para recordar y organizar información en comparación con los que no usan esas sustancias.

“El profesor del colegio al que yo iba fumaba tres o cuatro porros diarios. Consiguió que muchos de los estudiantes empezaran a fumar porros, incluyéndome a mí. Entonces su ‘camello’ me incitó a tomar heroína, lo cual hice sin oponerme. Para entonces, era como si mi consciencia estuviera realmente muerta”. — Verónica

LO QUE TE DIRÁN LOS “VENDEDORES”

page10-image01-marijuana-smoking_0_es_ES

Cuando se encuestó a adolescentes para averiguar por qué habían empezado a consumir drogas, el 55% contestó que fue debido a la presión de sus amigos. Ellos querían ser “guay” y estar de moda. Los “camellos” lo saben.

Se te acercan como un amigo y ofrecen “ayudarte” con “algo que te animará”. La droga te “ayudará a integrarte” o a “ser guay”.

Los traficantes de drogas, motivados por las ganancias que obtienen, te dirán cualquier cosa para que compres sus drogas. “Te dirán que fumar marihuana no te llevará a drogas más duras”.

A ellos no les importa si las drogas arruinan tu vida en tanto se les pague. Todo lo que les importa es el dinero. Antiguos “camellos” han admitido que veían a sus compradores como “peones en un juego de ajedrez”.

Conoce la realidad acerca de las drogas. Toma tus propias decisiones.

LA VERDAD SOBRE LAS DROGAS

page11-image01-truth-about-drugs_es_ES

Las drogas son esencialmente venenos. La cantidad que se consume determina el efecto.

Una pequeña cantidad actúa como estimulante (te acelera). Una cantidad mayor, actúa como un sedante (te entorpece). Una cantidad aún mayor envenena y puede matar a la persona.

Esto es cierto para cualquier droga. Sólo varía la cantidad requerida para producir el efecto.

Pero muchas drogas presentan otro riesgo: afectan directamente a la mente. Pueden distorsionar la percepción del consumidor de qué está ocurriendo alrededor de él o de ella. Como resultado, las acciones de la persona pueden ser extrañas, irracionales, inapropiadas y hasta destructivas.

Las drogas bloquean todas las sensaciones, tanto las deseadas como las no deseadas. Así que, mientras proporcionan ayuda a corto plazo aliviando el dolor, también anulan la habilidad y el estado de alerta y nublan tu capacidad de pensar.

Los medicamentos son drogas que tienen el propósito de acelerar, desacelerar o cambiar algo con respecto a la manera en que el cuerpo funciona, tratando de hacer que funcione mejor. Algunas veces son necesarios. Pero aun así, no dejan de ser drogas; actúan como estimulantes o sedantes, y demasiada cantidad puede matarte. Así que, de acuerdo a lo anterior, si no usas los medicamentos como se supone que deben usarse, pueden ser tan peligrosos como las drogas ilegales.

La respuesta verdadera es conocer los hechos reales y no consumir drogas por principio de cuentas.

¿POR QUÉ LA GENTE TOMA DROGAS?

La gente consume drogas porque quiere cambiar algo en su vida.

A continuación se encuentran algunas de las razones que la gente joven ha dado para consumir drogas:

  • Para integrarse
  • Para escaparse o relajarse
  • Para disipar el aburrimiento
  • Para parecer mayores
  • Para rebelarse
  • Para experimentar

Piensan que las drogas son una solución. Pero con el tiempo, las drogas se convierten en el problema.

Por difícil que sea para alguien hacer frente a sus problemas, las consecuencias del consumo de drogas siempre serán peores que el problema que está tratando de resolver con ellas. La respuesta verdadera es conocer los hechos reales y no consumir drogas en primer lugar.