Historia

La fundación “Dile no a las drogas Dile si a la vida”, tiene sus orígenes en campañas de charlas promovidas por los Guardianes Libre de Drogas  y La Verdad sobre las Drogas que se dictaban en instituciones educativas y en universidades de una forma aleatoria y sin precedentes, tomando como sede inicial a la ciudad de Valencia, específicamente en el municipio Nagüanagüa en el estado Carabobo.

Dado el éxito evidenciado en esta ciudad, se dirige y propaga hacia el Zulia, donde nace como institución el 7 de septiembre del 2007, orientada desde la filosofía de una Organización sin fines de lucro y de prevención Integral, con el objetivo de  desarrollar, fomentar y expandir acciones que colaboren a detener el uso y abuso de las drogas, trabajando con el proyecto de la ONA “Sembrando Valores para la vida”, trabajando los ámbitos comunitarios, laborales y educativos.

Posterior a la mencionada expansión, surge la Oficina Nacional Antidroga (ONA) donde la fundación se registra formalmente y se rige por los lineamientos establecidos. Debe destacarse que el hecho de estar avalada por la ONA ha propiciado una mayor difusión, desde el punto de vista territorial como de ámbitos, puesto que en la actualidad, además, apoya a las empresas con los Proyectos de Prevención Laboral que estas deben realizar